(0 / 0 votes)
Crónicas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

SENSACIONES BALCANICAS DE UN AFORTUNADO PARTICIPANTE.

Somos Miguel y Pilar y hemos tenido la inmensa fortuna de haber participado en éste espectacular “Raid” organizado por Territori 4x4. El viaje ha sido estupendo ya que guarda un perfecto equilibrio entre los aspectos turístico y el de 4x4 permitiendo al primero agotar literalmente las tarjetas de memoria de las cámaras fotográficas y al segundo disfrutar de una ración diaria de conducción 4x4 por pistas que cruzan paisajes de ensueño. Si esas dos características las multiplicamos por el fenomenal ambiente del grupo de participantes con sus anécdotas, buen humor, compañerismo, etc. etc. ya os podéis imaginar que ésta aventura permanecerá como recuerdo imborrable en nuestras cabecitas durante muchos años.

 

Entrando ya en materia, trataré de escribir las sensaciones y vivencias que me ha aportado Balkan Raid no a modo de diario o cuaderno de bitácora sinó tal como me vayan viniendo a la cabeza. Espero que lo consiga.

El primer país visitado es Eslovenia al cual accedemos atravesando frondosos bosques y paisajes montañosos hasta llegar a su capital Ljubljana con sus majestuosos edificios, rio y el castillo de donde se divisa toda la ciudad. Espectacular.

Saltamos a Croacia donde la visitaremos dos veces, la primera para ver las Cuevas de Prodojna y el parque nacional de Plitvice para posteriormente volver a entrar a través de Bosnia-Herzegovina a la turística zona costera de Dubrovnick. Las grutas de Prodojna son enormes hasta el punto que se circula con un trenecito de vagonetas por su interior que le da un cierto toque de atracción “Disney” y lo convierte en una fantástica visita. Los lagos de Plitvice otra que tal, lástima de no disponer de mas tiempo para poder recorrerlos mejor ya que es una magnífica obra de la naturaleza y está todo el entorno muy cuidado. En la población de Dubrovnick a parte de hospedarnos en un lujoso hotel a orilla del mar y saborear un buen baño en el Adriático, el cual sorprende por su flotabilidad supongo porque el agua tiene mayor porcentaje de sal, destaca el casco antiguo amurallado que te remonta a la época medieval. Esta época se vé actualizada por la noche a los tiempos de hoy cuando la juventud sale de fiesta y el género femenino se equipa con vestidos elegantes y altos tacones que potencia su belleza la cual nos dejó a todos boquiabiertos. ¡Que modelos!.

Bosnia-Herzegovina. Seguimos devorando pistas con nuestros 4x4 cruzándonos con lugareños unos mas simpáticos que otros y unos perros mastines que parece que estén cruzados con osos de lo enormes que son. Me impactó ver a una abuelita cargada con un enorme fajo de leña en su doblada espalda como si fuera una figurita del pesebre y que nos saludó con una grata sonrisa y gesto amable. La imagen me conmovió. Tal como avanzábamos empezamos a ver los signos de la guerra patentes en los edificios tanto de las ciudades como de los pequeños pueblos que íbamos atravesando, con casas semidestruidas, impactos de bala, etc. etc. prueba del horror que pasaron estas gentes. Algunas viviendas se ven ya reconstruidas y sus fachadas pintadas con colores vivos (naranjas, rojos, pistachos, amarillos, etc.) que respetando el gusto personal de cada uno deduzco que tienen la misión de hacer olvidar el triste recuerdo de la guerra. En los alrededores de Sarajevo visitamos las instalaciones de las olimpiadas de invierno que están completamente destruidas quedando los aros olímpicos como prueba de tal evento, visibles pero muy maltrechos así como todas las edificaciones de la estación de ski. Nos enfilamos a un pueblecito de alta montaña perdido en un valle digno de la famosa serie de dibujos de Heidi y que sus gentes extremadamente humildes estaban confeccionando prendas de lana de un modo totalmente artesanal. Adquirí unos calcetines tipo peucos que tienen aspecto de aguantar 50 grados bajo cero o más. Por la tarde y después de comer en un campo de minas (indicado con letreritos rojos con la calavera) o en un cementerio ancestral, no lo recuerdo muy bien, pero que ambos fueron lugares casualmente escogidos para animar el pic-nic, entramos en Mostar población famosa por su puente sobre el rio Neretva que fue reconstruido y que tanto éste como sus inmediaciones ofrecen un aspecto inmejorable con un ambientazo de comercios, restaurantes, gente paseando y al anochecer unas terrazas con ambiente chill-out de lo más “in” y obviamente lleva aparejado a una juventud de los más guapa que cuesta creer que hace 15 años sufrieran una cruel guerra de carácter étnico y tú los ves que independientemente de la religión escogida son totalmente europeos.

Montenegro. Ambiente de alta montaña con prados, bosques, casas de madera con un techo fuertemente inclinado lo que manifiesta las copiosas nevadas a que deben estar sometidas en invierno. Nos hospedamos en un lujoso hotel de la estación de esquí de Kolasin todo decorado y construido en madera de lo más reconfortante. Lástima que por horario no pudimos disfrutar de su spa que tenía una pinta impresionante.

Albania. Creo que a todos nos pareció el país menos “turístico” para definirlo finamente. El acceso a Tirana, su capital, la circulación es un caos habiendo avenidas sin asfaltar con enormes agujeros con carriles imaginarios que se convierten en cuatro, seis, ocho o los que apetezcan, a distintos niveles, con bicicletas cargadas de gallinas por medio y vehículos en todas direcciones que obligan a una conducción “decidida” si quieres sobrevivir. La gente de base es muy humilde y por otro lado ves lujosos coches exhibiendo un derroche insultante y de aspecto claramente mafioso. Como no había nada interesante de ver a mi juicio, esta vez sí que aprovechamos la piscina del hotel que sirvió para descansar del trote acumulado, soportar el asfixiante calor y prepararnos para la etapa reina de 4x4 del día siguiente el Albanian Central Trail.

El Albanian Central Trail es el nombre por el que se conoce la etapa purista de 4x4 que atraviesa las montañas de Albania solamente habitadas por leñadores y lobos. Son cien kilómetros de pista “divertida” con profundas roderas producidas por los camiones madereros, cauces de rio con amenazantes piedras, barro, etc. etc. que pone a prueba las reductoras, bloqueos, neumáticos y pericia de sus conductores. Sudé lo mío ya que la altura de mi Toyota Kdj 120 es la de serie pero sus protecciones de duraluminio y los neumáticos 50/50 AT cumplieron a la perfección su cometido saliendo intacto de la prueba. Bueno, intacto intacto no, creo que fue un Oso- Lobo el que de un zarpazo me arrancó el retrovisor derecho porque lo que es la rama del árbol yo no la ví. Ya de noche entrábamos en Macedonia a buscar el hotel situado a orillas del lago Orhid y que por la mañana con luz de día pudimos apreciar la majestuosidad de su entorno y sus impresionantes dimensiones lo asemejan a una gran bahía de mar.

Grecia. Uno de los sitios que mas me ha impactado por su visita a las Meteoras. Se trata de unos monasterios situados cada uno en la cima de unas enormes rocas de difícil accesibilidad en antaño pero que actualmente se pueden visitar perfectamente a base de subir escaleras. Su arquitectura, situación, pinturas, iconos etc. merecen una inexcusable visita y te preguntas como narices se pudo construir eso ahí. Merece la pena.

Y hasta aquí los aspectos turísticos del viaje ya que en el puerto de Igoumenitsa cogemos el ferry de regreso a Ancona (Italia).

La peña participante constaba de 13 coches y 30 personas bajo la dirección de Josep Carbonell y familia de Territori 4x4 que se ocuparon en todo momento de facilitar tal aventura.

Se formaron dos grupos de 6/7 coches para dar mas comodidad a la circulación de las etapas pero constantemente comunicados mediante las emisoras reagrupándonos a la hora de comer y lógicamente al final de cada ruta. Desde ahora tengo 30 amigos más con los cuales espero mantener el contacto y recordar los gratos momentos y anécdotas vividas que solo a modo enunciativo os diré algunas.

Enseguida bautizamos las monedas oficiales de los países a nuestra manera siendo en Bosnia el chuminei, en Croacia la Churrimanga, en Albania la ostia y en Macedonia porque estuvimos poco que sinó también le hubiéramos sacado mote.

Siempre se debe comprobar al arrancar si todo el pasaje está dentro del coche ya que de lo contrario se corre el peligro de dejar olvidado a un integrante familiar en la gasolinera tal cual anuncio televisivo de “el no lo haría”. Menos mal que no pasaron ni 5 minutos y enseguida se recogió al pasajero olvidado con grandes risas entre todos y de los mismos empleados de la gasolinera Bosnia.

También las instrucciones de tráfico por la emisora son muy particulares sobre todo en carreteras sin asfaltar y a la voz de ”podeis adelantar, hay piedra discontinua”

Si después de la comida el coche una vez arrancado no se mueve, antes de desmontar el embrague o ponerse nervioso comprobad si la palanca de la reductora no se halla en la posición de neutro (N).

Invitación a comer por parte de unos lugareños que estaban en un cementerio celebrando no se que. Hubo fuertes dudas de si eran de este mundo o del otro antes de acceder a su amable ofrecimiento. Yo no estaba en el grupo pero me dijeron que fue muy fuerte.

Se formaban largas mesas de pic-nic para disfrutar de la gastronomía que cada uno aportábamos de nuestras cajoneras y neveras.

y un montón de anécdotas más que enriquecían a diario con buen humor éste fantástico viaje que ya de por si era excepcional.

Señores de Territori 4x4 ¿para cuando el siguiente?

Miquel (alias Gepesero) y Pilar ( señora de Gepesero)

Videos

Territori 4x4 videos

Galerías

Territori 4x4 galleries from past years

¿Donde hemos estado?

Territori 4x4 has extensive experience

FenekRally

Learn more about FenekRally